Categorías
Marketing Digital

MOMENTO DEL MARKETING DE CONTENIDOS ¡APLÍCALO!

BLOG

Hace algunos años hablábamos del mundo online como una especie de realidad paralela en donde simplemente consumíamos contenido.

En el presente y con la revolución de los smartphones y las conexiones de internet móvil, el mundo digital se volvió parte de la cotidianidad de las personas, ya no hay diferenciación.

Esto ha generado una cantidad de retos para las marcas que luchan cada vez más por lograr la atención de un consumidor sobre informado y ataviado por la cantidad de contenido que encuentra en las diferentes plataformas sociales donde interactúa.

Por eso, es común escuchar apreciaciones tales como que una marca necesita estar en tantas plataformas sociales como le sea posible para llegar a una mayor cantidad de personas, sin embargo, esto no es del todo cierto, porque en las redes sociales necesariamente presencia, no significa alcance o resultados.

Todos dicen que hay que estar en todas las redes sociales posibles. ¿Qué hago entonces?

Bueno, todo depende del tipo de estrategia que vayas a utilizar, pero abrir una cuenta solo por estar nunca va a ser una buena estrategia, así que antes de todo hablamos de objetivos.

Parte de esta encrucijada a la que se enfrentan las marcas, se da cuando en lugar de pensar en las necesidades que se tienen y en lo que se quiere lograr, se hace una lista de requisitos que “hay que cumplir” en una estrategia digital.

Ahí es cuando la parte estratégica se desvirtúa y simplemente la plataforma se convierte en un botón más del sitio web.

Este tipo de práctica termina por desenfocar toda la estrategia digital ya que se cae en el mal hábito de hacer las cosas simplemente por cumplir, lo que rara vez trae resultados.

Las marcas y las empresas no tienen que estar en todas las redes sociales y tampoco es necesario que estén en las que más se mencionan, o más usuarios activos tienen, como es el caso de Twitter, una plataforma con unas características específicas y un público de opinión que cambia de conversación día a día.

Otro caso muy común es por ejemplo, tener presencia en Instagram cuando el modelo de negocio de la marca es B2B (Empresa a Empresa) o cuando no se cuenta con la materia base ni los recursos para generar buenas fotografías, termina por dar una impresión equivocada de la marca o incluso a forzar la comunicación para obtener interacciones, lo que muchas veces no es tomado por los usuarios de manera positiva.

Lo primero que debes hacer es definir audiencias y conocerlas a profundidad, así puedes entender en que canales interactúan normalmente o son más activos.

Entradas más populares:

Subscribete a nuestro Boletín Semanal

Sin spam, solo notificaciones sobre nuevas ofertas, actualizaciones.

¡Síguenos!

Share on facebook
Compartir
Share on twitter
Twittear
Share on linkedin
Compartir

Entradas relacionadas

Únete a nosotros

Suscríbete a nuestro boletín semanal y estate al día de nuestras últimas novedades, ofertas y actualizaciones.

Activa Creativa © 2020 - Todos los derechos reservados
Categorías
Social Media Marketing

¿DEBERÍA ESTAR TU MARCA EN TODAS LAS REDES SOCIALES?

BLOG

Hace algunos años hablábamos del mundo online como una especie de realidad paralela en donde simplemente consumíamos contenido.

En el presente y con la revolución de los smartphones y las conexiones de internet móvil, el mundo digital se volvió parte de la cotidianidad de las personas, ya no hay diferenciación.

Esto ha generado una cantidad de retos para las marcas que luchan cada vez más por lograr la atención de un consumidor sobre informado y ataviado por la cantidad de contenido que encuentra en las diferentes plataformas sociales donde interactúa.

Por eso, es común escuchar apreciaciones tales como que una marca necesita estar en tantas plataformas sociales como le sea posible para llegar a una mayor cantidad de personas, sin embargo, esto no es del todo cierto, porque en las redes sociales necesariamente presencia, no significa alcance o resultados.

Todos dicen que hay que estar en todas las redes sociales posibles. ¿Qué hago entonces?

Bueno, todo depende del tipo de estrategia que vayas a utilizar, pero abrir una cuenta solo por estar nunca va a ser una buena estrategia, así que antes de todo hablamos de objetivos.

Parte de esta encrucijada a la que se enfrentan las marcas, se da cuando en lugar de pensar en las necesidades que se tienen y en lo que se quiere lograr, se hace una lista de requisitos que “hay que cumplir” en una estrategia digital.

Ahí es cuando la parte estratégica se desvirtúa y simplemente la plataforma se convierte en un botón más del sitio web.

Este tipo de práctica termina por desenfocar toda la estrategia digital ya que se cae en el mal hábito de hacer las cosas simplemente por cumplir, lo que rara vez trae resultados.

Las marcas y las empresas no tienen que estar en todas las redes sociales y tampoco es necesario que estén en las que más se mencionan, o más usuarios activos tienen, como es el caso de Twitter, una plataforma con unas características específicas y un público de opinión que cambia de conversación día a día.

Otro caso muy común es por ejemplo, tener presencia en Instagram cuando el modelo de negocio de la marca es B2B (Empresa a Empresa) o cuando no se cuenta con la materia base ni los recursos para generar buenas fotografías, termina por dar una impresión equivocada de la marca o incluso a forzar la comunicación para obtener interacciones, lo que muchas veces no es tomado por los usuarios de manera positiva.

Lo primero que debes hacer es definir audiencias y conocerlas a profundidad, así puedes entender en que canales interactúan normalmente o son más activos.

¿Pero y entonces, cómo defino en que redes sociales debe estar mi marca? ¡Ayuda!

Te vamos a dar este truquito que quizás ya hayas escuchado en otro lado: no hay que creer en fórmulas mágicas. Definir qué redes utilizar es muy fácil, si piensas en función de lo que esperas lograr con tu marca o empresa.

Piensa en tu público como una persona a la que quieres conquistar, lo primero que tienes que saber es lo básico; ¿cómo se llama?, ¿dónde vive?, ¿qué edad tiene?, ¿cuál es su profesión?, ¿cuáles son sus gustos e intereses? y una de las más importantes, ¿qué lugares frecuenta? en nuestro caso que redes sociales son las que más utiliza.

Aunque  en este momento Instagram acapara la atención por tener el mayor número de usuarios activos, existen otras plataformas que pueden ofrecer muy buenos resultados en alcance y reconocimiento de marca, dependiendo de los objetivos que queramos lograr y a la audiencia a la cual queramos llegar.

Hay que centrarse en las plataformas que puedan ofrecer resultados y se puedan gestionar adecuadamente, si por ejemplo, lo que buscamos es construir una comunidad de jóvenes entre los 13 y 27 años,  Instagram sería la opción más adecuada.

Pero, si nuestro objetivo es aumentar tráfico hacia un sitio web, Facebook, Twitter y Linkedin serán las mejores opciones. Todo depende del perfil de usuarios al que queramos llegar. Una buena estrategia debe ser siempre flexible y capaz de adaptarse al cambiante mundo del marketing digital.

Aquí vale la pena apoyarse de diversos estudios realizados por firmas consultoras, entidades de cada país e inclusive por las mismas plataformas sociales.

MinTic, We Are Social, Social Bakers, Comscore, Think with Google, StatCounter por mencionar algunas, nos entregan de primera mano estadísticas de uso y penetración de los canales sociales en diferentes países. Teniendo estos datos es muy fácil priorizar nuestros esfuerzos.

Entonces ¿tengo que hacer contenido para cada plataforma social?

¡Calma, calma! vamos por partes, que este cuento es un poquito extenso pero fácil de entender. Cada red social ha creado un ecosistema de conversación que ha ido evolucionando con el pasar del tiempo y los avances de la tecnología.

GIF animados, realidad aumentada, stickers, emojis, infografías, memes, videos, stories y hashtags han construido todo un universo de contenido transmedia que tiene sus propias cánones, momentos y lenguajes.

Por citar un ejemplo y aunque funcionan de manera similar, los hashtags cumplen funciones diferentes en Twitter y en Instagram, lo mismo pasa con otros contenidos como los memes, que aunque suelen viralizarse con facilidad están cargados de contexto que muchas veces al utilizarlos en otras plataformas causan confusión.

Las plataformas digitales son el nuevo camino hacia los consumidores. Por eso es importante crear o adaptar el contenido para cada plataforma.

Las redes sociales están pensadas como un canal de conversación e interacción bidireccional, es decir, un tú a tú. Eso significa que de la calidad de la conversación depende la interacción de nuestros usuarios, entre más cercana y más incluyente sea el contenido, mejores serán los resultados.

Eso no quiere decir que todo el contenido debe ser diferente, pero, si se hace necesario adaptarlo al tono y al lenguaje utilizado por los usuarios de cada plataforma, de lo contrario el contenido se verá fuera de lugar.

Escucha, conversa y escucha otra vez…

Hay que tener en cuenta que las redes sociales no son una ciencia exacta, pero se vuelve simple  descifrarlas cuando entiendes que están hechas para conversar.

Así  como en la vida cotidiana, si quieres conquistar a alguien, lo primero, es hacer que se interese en ti dándole una buena conversación.

Lo que funciona muy bien en una plataforma puede que no funcione en otra, si el usuario no se siente cómodo con la  conversación sencillamente, la cambia y eso es lo que pasa cuando pones en todas tus redes sociales el mismo contenido.

Ese feedback constante que representan los likes, las reacciones, los compartidos o “shares” y los comentarios, son el combustible que pone andar a toda la estrategia digital.

Por eso, la escucha activa (social listening) y medición de los indicadores es vital en cualquier estrategia digital.

Así podemos conocer la calidad de la conversación y del contenido que estamos generando, para que cada vez corresponda más a lo que los usuarios buscan de la marca.

Aunque con algunas tienen funciones similares, cada plataforma social tiene uno uso que ha sido adoptado por los usuarios, al entender lo que los usuarios quieren encontrar en determinada red social podemos definir si la presencia en esa plataforma le aporta a nuestros objetivos y que contenidos podemos generar en caso de que sea estratégico para la marca.

Más que transmitir mensajes con una intención comercial, se trata de comunicar información útil y de calidad, no olvidemos que de la relevancia de ese contenido depende su visibilidad y alcance. Hay que hablarle a los usuarios de manera individual. “One to One”. La generación de contenidos dirigidos a clientes actuales o potenciales en función de sus gustos e intereses, genera una relación de confianza con la marca.

Toda estrategia tiene un OBJETIVO y unos RESULTADOS, hay que medir esos resultados en cada plataforma para saber si se está haciendo bien.

Primero lo primero y es que como en toda conquista hay que recibir feedback, nada más aburridor que salir con alguien y no ver un avance. Por eso tenemos que medir para saber si estamos logrando nuestro cometido.

Una de las ventajas que nos brinda el entorno digital es que contamos con una serie de herramientas que nos permiten medir la efectividad de nuestras acciones.

Por esto, desde el momento en que se planea la estrategia digital, deben quedar estipulados los indicadores y metas que nos proponemos alcanzar.

Visibilidad, interacción, comunidad, tráfico al sitio web, hacen parte de las métricas que nos pueden ayudar a evaluar el desempeño de cada plataforma en nuestra estrategia digital y hacer una evaluación de nuestra presencia, y así detectar las causas del éxito o aspectos por mejorar del contenido y el tipo de red elegida.

Cuando en Activa Creativa pensamos en una estrategia digital para una marca, pensamos en una estrategia para enamorar y cautivar al público potencial de nuestros clientes; nos damos al trabajo de  investigar sus gustos, su intereses, su entorno, su edad, los aspectos psicológicos más relevantes y sobre todo sus necesidades.

Parte fundamental del proceso creativo que tenemos, es hacer un diagnóstico digital profundo que nos permita contextualizar y descifrar los códigos del lenguaje audiovisual que debemos utilizar en los contenidos, para llegar al público de manera orgánica. Conversar de lo que le gusta la gente de manera creativa y diferente, preguntarles, entretenerlos y darles contenido relevante. En Activa Creativa creemos en el amor con estrategia.

Ahora que ya te explicamos todo lo que tienes que tener en cuenta, mantén la meta clara y céntrate en alcanzarla sin distraerte en el camino.

Tener éxito en una estrategia de marketing digital depende precisamente de la capacidad de mantener el enfoque y entregar contenido de calidad.

Eso significa que entre más plataformas tengamos, muchos más recursos, equipo de trabajo y contenido necesitaremos.

Hay que entender que cada plataforma tiene su propio tono y lenguaje de comunicación, tanto desde el mensaje  hasta manejo visual y gráfico, por lo que utilizar el mismo contenido en varias plataformas no es la práctica más recomendada.

Cada plataforma social tiene su propio idioma, así que ten muy en cuenta si tu marca está en la capacidad de crear, producir y gestionar el contenido que necesitarás para lograr la interacción con los usuarios.

Entradas más recientes:

Subscribete a nuestro Boletín Semanal

Sin spam, solo notificaciones sobre nuevas ofertas, actualizaciones.

¡Síguenos!

Share on facebook
Compartir
Share on twitter
Twittear
Share on linkedin
Compartir

Entradas relacionadas

Únete a nosotros

Suscríbete a nuestro boletín semanal y estate al día de nuestras últimas novedades, ofertas y actualizaciones.

Activa Creativa © 2020 - Todos los derechos reservados